¿Qué es la ambliopía?

View Video

 

La ambliopía es una desalineación que provoca la pérdida de capacidad para ver claramente a través de un ojo. Esta enfermedad, también conocida como ‘ojo perezoso’, es la causa más común de problemas de visión en los niños.

 

¿Qué causa la ambliopía?

La ambliopía ocurre cuando la ruta nerviosa desde un ojo hasta el cerebro no se desarrolla durante la infancia. Esto sucede debido a que el ojo anormal envía una imagen borrosa o equivocada al cerebro, confundiéndolo y éste puede aprender a ignorar la imagen proveniente del ojo más débil.

Anatomía del ojo: ambliopía.

El estrabismo (ojos bizcos) es la causa más común de ambliopía y, con frecuencia, hay un antecedente familiar de la afección. Otros motivos para que ésta se desarrolle, son las cataratas infantiles y la miopía.

 

Síntomas de la ambliopía

Algunos de los síntomas de ambliopía en los niños que deben tenerse en cuenta son:

  • Mala visión en un ojo o visión deficiente en general.
  • Entrecerrar los ojos, inclinar la cabeza o cerrar un ojo para ver.
  • Dificultad para calcular distancias entre los objetos.
  • Un ojo desviado hacia afuera o hacia adentro.
  • Dolores de cabeza.

Dos imágenes de pasteles, una con vista normal y otra con ambliopía.

 

¿Cómo sé si mi hijo tiene ambliopía?

No será fácil que usted reconozca si su hijo tiene ambliopía. Un niño puede no ser consciente de tener un ojo más fuerte y un ojo más débil.

A menos que el niño tenga un ojo mal alineado u otra condición que sea visible, realmente no hay manera de que los padres sepan si algo no está funcionando apropiadamente, sin embargo, es muy importante acudir al oftalmólogo en caso de cualquier conducta anormal.

Bebé con ambliopía.

 

¿La ambliopía se cura?

Sí. Cuanto más temprano se detecte y trate el problema, más posibilidades hay de resolverlo.

Niña con un parche en un ojo con ampliopía.

 

Tratamientos para la ambliopía

Existen distintos tipos de tratamiento para la ambliopía. El que se elija dependerá de las características del paciente y del tipo y severidad de su enfermedad.

Corrección de problemas de refracción

El primer tratamiento consiste en corregir cualquier error de refracción (es decir, de hipermetropía, miopía o astigmatismo) que pueda tener el niño, a través de lentes. Cuando la diferencia en la capacidad de ver entre un ojo y otro es muy alta, el uso de lentes puede ser suficiente para corregir el problema.

Forzar a ver con el ojo débil

Lo siguiente es forzar al ojo débil a ver. Esto se consigue poniendo un parche en el ojo que ve bien. Su efecto consiste en poner al ojo débil a trabajar, con lo que la visión comienza a regresar.

Cirugía de realineación

En algunos casos se puede usar cirugía en los músculos de los ojos para alinearlos. Aunque no es una solución completa para la ambliopía, si es una condición para su solución si alguno de los ojos está desviado.

Corrección de factores externos

En los casos en los que la ambliopía se generó por causas externas, como un párpado muy caído o una lesión en la córnea, factores ambos que impide que la vista se desarrolle bien, es necesario repararlos como parte del tratamiento.

 

Posibles complicaciones de la ambliopía

Sin un tratamiento oportuno es posible que los daños a la visión sean permanentes.

Los niños tratados después de los 10 años probablemente estarán condenados a cirugías constantes y recuperarán la visión sólo parcialmente y en casos extremos nunca.

Señora agarrándose la frente.

 

© 2015 Instituto Oftalmológico Privado S.A. de C.V.