¿Qué es el desprendimiento de retina?

View Video

 

Es la separación de la retina de la capa que la sostiene y nutre. La retina es la parte sensible del ojo que transforma la luz en impulsos con los que el cerebro crea las imágenes que vemos. Cuando ocurre una separación, la parte de la retina afectada deja de captar luz, con lo que el paciente va perdiendo áreas de la visión.

Como la retina está formada por células nerviosas que no tienen capacidad de regenerarse, si no es regresada rápidamente a su lugar, una parte del campo visual se afectará de manera irreversible. Por esta razón, el desprendimiento de retina es un problema grave que pone en riesgo la vista (hasta el punto de perderla) y debe tratarse como una emergencia.

 

Causas del desprendimiento de retina

Existen distintas causas en el desprendimiento de la retina, siendo las más importantes las siguientes:

  • Un desgarre o perforación en la retina, que permita que la sustancia que compone el vítreo se salga haciendo que la retina se desprenda. En ocasiones esto pasa en personas en edad avanzada que experimentan un adelgazamiento de la retina.
  • Un encogimiento del vítreo, la sustancia gelatinosa que llena el ojo, que jala a la retina, perforándola.
  • Un golpe que impacte seriamente al ojo.
  • Una complicación derivada de la diabetes.

Anatomía del ojo. Visión normal versus desprendimiento de retina.

 

¿Cómo se si tengo desprendimiento de retina?

El desprendimiento de la retina no causa dolor, pero sí alteraciones en la visión que usted notará. Por ejemplo, verá luces destellantes, objetos de formas distintas flotando en su campo visual o visión borrosa. A medida que el desprendimiento se hace más grande, experimentará una pérdida de parte del campo visual.

Si el desprendimiento llega a afectar a la mácula, que es la parte a través de la cual la retina enfoca los detalles finos, su visión se deteriorará todavía con más rapidez.

El desprendimiento de retina puede afectar a personas de cualquier edad, pero es más común en la edad media o avanzada, en especial entre quienes tienen miopía.

La forma segura de saber si usted padece un desprendimiento de retina es acudir al Instituto para que le hagamos una revisión ocular.

Anatomía del ojo. Visión normal versus desprendimiento de retina.

 

Tratamiento para el desprendimiento de retina

El único tratamiento para el desprendimiento de retina es la cirugía, de la que existen diversos tipos. A continuación presentamos los más comunes.

Vitrectomía

Es una cirugía para vaciar el humor vítreo (la sustancia que forma el vítreo y llena la mayor parte del ojo) y remplazarla con un gas expansivo o aceite de silicón hasta un punto tal en el que la retina vuelva a estar en su posición. Con el tiempo y de manera natural el ojo absorberá el gas o el aceite y lo sustituirá por nuevo humor vítreo.

View Video

En este video se aprecia cómo es retirado el humor vítreo y remplazado por aceite de silicón.

Retinopexia neumática

Consiste en inyectar gas en el vítreo sin necesidad de retirar el humor. Usualmente este procedimiento se complementa con el sellado de rasgaduras o punciones en la retina usando láser. Es indicado para casos de roturas pequeñas, especialmente en la parte superior del ojo.

Cirugía escleral

Consiste en poner una banda que rodea y presiona al ojo por la parte externa, de tal forma que haga que la capa que soporta a la retina y la retina se vuelvan a unir.

View Video

 

Para más detalles, visite la página de tratamientos para el desprendimiento de retina.

 

¿El desprendimiento de retina se cura?

Sí, empleando los tipos de cirugía mencionados. Sin embargo dependiendo del tipo y grado de avance del desprendimiento, es posible que no se recupere toda la visión que se tenía antes, o que aparezcan complicaciones que lleven a una nueva cirugía hasta en 15% de los casos.

La mejoría en la visión no es inmediata, porque es necesario esperar un tiempo para que el ojo se recupere de la cirugía. Este periodo puede ir de un par de semanas hasta algunos meses.

Médico oftalmólogo realizando una cirugía de ojo.

 

© 2015 Instituto Oftalmológico Privado S.A. de C.V.