¿Qué es la retinopatía diabética?

View Video

 

La retinopatía diabética es una enfermedad en la que los vasos sanguíneos (pequeñas venas) que irrigan de sangre a la retina empiezan a multiplicarse. Como la retina es la parte del ojo que sirve para captar la luz y convertirla en señales que entiende el cerebro, la multiplicación de vasos interfiere con su función normal haciendo que la visión vaya perdiendo calidad.

Además de la proliferación de los vasos sanguíneos en la retina, la enfermedad puede causar que alguno de los vasos se rompa y que la sangre que sale por ahí opaque a la sustancia transparente que llena el ojo, conocida como cristalino, con lo que la visión empeora aún más.

La retinopatía diabética provoca daños irreversibles en la vista y es la principal causa de ceguera en México. Sin embargo, si los pacientes con diabetes vienen a consulta oftalmológica por lo menos una vez al año, esta enfermedad puede prevenirse o controlarse con éxito.

 

¿Qué causa la retinopatía diabética?

La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes, y más de la tercera parte de los pacientes con diabetes tienen algún grado de retinopatía. Se presenta en personas que tienen mucho tiempo con la enfermedad, cuando la glucosa en la sangre es mal controlada o cuando quien la tiene hace determinados ejercicios (por eso, si tiene diabetes y desea ejercitarse, primero consulte con su médico para que le indique qué actividades deportivas debe evitar).

Ilustración de retinopatía diabética.

 

¿Cómo se si tengo retinopatía diabética?

La retinopatía diabética no produce síntomas en sus primeras fases. Cuando éstos apareces es señal de que la enfermedad está avanzada.

Los síntomas que produce pueden ser:

  • Manchas flotantes en la visión, que en realidad son sangre producida por la ruptura de algún vaso sanguíneo.
  • Visión borrosa que empeora lentamente con el tiempo.
  • Perder la visión en algún área de su campo visual.

Ejemplo de cómo ve alguien con y sin retinopatía diabética.

 

¿La retinopatía diabética se cura?

No, sólo se controla. Si tiene diabetes y todavía no padece retinopatía, puede prevenirla con un manejo adecuado de su peso, el control de la glucosa en la sangre, un plan de ejercicios y visitas regulares al oftalmólogo.

Mano de una enfermera tomando el azúcar.

 

Tratamiento para la retinopatía diabética

El tratamiento depende del tipo de retinopatía que usted tenga.

Fotocoagulación con láser

Para controlar la multiplicación de los vasos se realiza una cirugía láser que quema los nuevos haciendo que se coagulen y con ello que su número disminuya. Este tratamiento funciona mejor en los casos en los que la retinopatía diabética se detecta a tiempo, otra razón para acudir al Instituto si usted padece diabetes.

Inyecciones

En algunos casos se pueden aplicar inyecciones en el vítreo con medicamentos que inhiben el crecimiento de los vasos sanguíneos.

Vitrectomía

Cuando los vasos se rompen causan un derrame de sangre que hace opaco al cristalino. En esos casos es necesario retirar el humor vítreo, que es la sustancia gelatinosa que compone al cristalino, de tal forma que con él salga también la sangre que opaca la vista. En su lugar se coloca una sustancia derivada del silicón o un gas especial que con el tiempo el ojo desechará creando más humor vítreo.

 

Posibles complicaciones de la retinopatía diabética

La retinopatía diabética puede complicarse causando edema macular, que es un tipo de derrame de sangre frente a la mácula, la parte de la retina responsable de la visión en la parte central, haciéndola más borrosa.

También puede ser una condición para desencadenar otros problemas de la vista, como el glaucoma o el desprendimiento de retina.

Doctora oftalmóloga revisando a paciente.

 

© 2015 Instituto Oftalmológico Privado S.A. de C.V.