Segmento posterior (retina y vítreo)

El área de retina y vítreo se ocupa de las partes más profundas del ojo. Problemas en ellas pueden ocasionar serias afectaciones a la vista.

Anatomía del ojo humano: segmento posterior.

 

¿Qué es la retina?

La retina es la continuación del nervio óptico dentro del ojo. La retina captura la luz y la convierte en impulsos que el cerebro entiende como imágenes.

Anatomía del ojo: retina.

Es una capa delgada que recubre la pared interior del fondo del ojo, y está formada por neuronas. En su centro está la mácula, que permite enfocar detalles, como las letras que leemos, y la periferia, que permite ver el campo visual que rodea a lo enfocado por la mácula, aunque no con tan buena definición.

 

¿Qué es el vítreo?

El vítreo, también llamado humor vítreo, es el líquido gelatinoso y transparente que llena el ojo.


Anatomía del ojo: cristalino.

Una de sus funciones más importantes es la de mantener la forma casi esférica del ojo así como hacer que la retina tenga una superficie uniforme para que la visión sea clara.

 

Enfermedades de esta zona

En el Instituto Oftalmológico Privado atendemos cualquier complicación en la retina o el vítreo. Las más comunes son las siguientes.

Retinopatía diabética

La diabetes puede causar que la irrigación de sangre a la retina se altere seriamente, y es la causa de ceguera más común en México en personas entre los 16 y los 60 años . Esta complicación pasa por varias fases (algunas de las cuales no producen síntomas) hasta llegar a la ceguera. Esto puede evitarse si se detecta a tiempo y es por ello que quienes son diabéticos deben visitar al oftalmólogo por lo menos una vez cada 6 meses.

Degeneración macular

Es un problema relacionado a la irrigación de sangre en la mácula que puede causar daño irreversible a la vista, incluso hasta la ceguera. Afecta principalmente a personas de más de 55 años. Los síntomas son visión central borrosa, distorsionada o con una mancha oscura, y ver torcidas las líneas que en realidad son rectas. Se puede controlar con medicamentos, cirugía o terapias, dependiendo del caso y el grado de avance. Si usted tiene más de 55 años de edad es recomendable que visite al oftalmólogo una vez al año o de inmediato si tiene alguno de los síntomas mencionados.

Desprendimiento de retina

Es un problema serio de atención urgente que puede causar ceguera. Consiste en que la retina se desprende de las capas del ojo que le dan soporte, causando una pérdida de la calidad de visión. Los síntomas incluyen ver destellos de luz brillante en la visión periférica, ver pequeñas sombras volantes, ver borroso, ver sombras o dejar de ver una parte del campo visual. El tratamiento más frecuente es la cirugía, que debe realizarse de inmediato. Si padece de alguno de los síntomas descritos, acuda de inmediato al Instituto, puesto que se trata de una emergencia.

 

© 2015 Instituto Oftalmológico Privado S.A. de C.V.