¿Qué es la fotocoagulación láser?

Es un procedimiento (no una cirugía) por medio del cual se producen quemaduras minúsculas en zonas enfermas del fondo del ojo. Un rayo láser de alta precisión es disparado al área objetivo, produciéndole una quemadura de tal forma que el ojo se vea obligado a cicatrizarla, realizando así un proceso de sanación que beneficia al área afectada.

View Video

Ejemplo de fotocuagulación láser para tratar el edema macular diabético.

 

¿Cuándo es necesaria una fotocoagulación láser?

Es indicada para tratar varias enfermedades, siendo las más comunes:

  • La retinopatía y el edema macular diabéticos, condiciones en la que los vasos sanguíneos que irrigan de sangre a la retina se multiplican y padecen hemorragias, causando problemas serios de visión. El láser quema los vasos sanguíneos sobrantes, impidiendo que sigan multiplicándose y la mácula, si está afectada, vaya desinflamándose.

  • Algunos casos de rotura de retina. Cuando la retina amenaza con desprenderse debido a una rotura, el láser quema la zona en riesgo, fortaleciéndola mediante el proceso de cicatrización que naturalmente le sigue.

 

¿Cómo es una fotocoagulación láser?

Primero se aplica un anestésico en el ojo. Después el procedimiento lleva a apuntar el láser con alta precisión sobre la o las zonas afectadas para después quemarlas. Se emplea un tipo particular de láser, llamado argón, que se enfoca en las áreas a quemar mediante un microscopio especialmente diseñado para este procedimiento.

Paciente recibiendo procedimiento con fotocoagulación láser.

 

Posibles complicaciones

Como todo procedimiento médico, está sujeto a complicaciones en casos raros, como por ejemplo que el tratamiento no rinda el resultado esperado y que se requiera de otra intervención. También puede producirse alguna hemorragia o que el láser no se enfoque con la precisión suficiente en el área a tratar, quemando áreas cercanas.

Doctor realizando un procedimiento láser.

 

© 2015 Instituto Oftalmológico Privado S.A. de C.V.